¿Pasar de Excel a Power BI?

Los crecientes volúmenes de datos empujan a los analistas a los límites de procesamiento del Excel. Hace algunos años Microsoft incorporó al Excel algunas herramientas y funciones para la administración de modelos de datos. Los complementos Power Query y Power Pivot extendieron los límites del Excel hacia el terreno de las bases de datos. Quienes vivimos aquella transición pudimos experimentar como se corrían las fronteras y sin darnos cuenta iniciábamos el camino del self-service BI. En simultaneo Microsoft lanzaba Power BI poniendo al alcance de los analistas de negocios una herramienta económica, simple y amigable diseñada para las nuevas necesidades de volumen, procesamiento y narrativa de la información.

Lo importante es identificar el momento en el cual dar el salto. A la hora de pensar en el cambio propongo tener en cuenta lo siguiente:

  1. Volumen: cantidad de registros agregados en cada ejecución
  2. Dimensiones: ejes de análisis de la información como categorías de producto, ámbitos geográficos, canales de venta, etc.
  3. Frecuencia: recurrencia en que la información es generada y posibilidad de publicarla en tiempo real
  4. Audiencia: cantidad de destinatarios que consumen la información

Cuestiones no tan lejanas como contar con cinco o más destinatarios mensuales de reportes, más de quinientos registros agregados en cada actualización y tres o más dimensiones de análisis, pueden ser un punto de partida suficiente evaluar para el cambio.

Con el acompañamiento adecuado, cualquier usuario intermedio de Excel en poco tiempo puede realizar exitosamente el camino a partir del cual los límites solo dependerán de nuestro entusiasmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *